Quiénes somos

Somos cuatro profesionales de la educación que compartimos desde hace mucho tiempo un ideal común: Para que lxs niñxs puedan crecer y desarrollarse de forma completa y sana, necesitan un espacio cálido, seguro y acogedor, en el que el día a día tenga lugar sin prisas y respetando los ritmos de lx niñx y, lo más importante, que la relación con la persona acompañante le aporte la seguridad emocional que todx niñx necesita para construir una buena autoestima y crecer en libertad.

Por esta razón, las cuatro, aunque empezando por caminos diferentes, acabamos dedicándonos a la educación desarrollando proyectos de madres de día. Nuestras iniciativas han tenido y tienen mucho éxito y cada vez tenemos una demanda más alta de familias que quieren que sus hijxs crezcan en un espacio en el que la atención sea individualizada, con calma y con cariño. Tras varios años como madres de día, ahora decidimos unir nuestras fuerzas y abrir un espacio en el que podamos acoger a más familias, manteniendo el ambiente cercano y hogareño que todas llevamos en nuestras raíces.

Dirección educativa

Este equipo fue creado por Elena, madre de día en La Casita, maestra de Educación Infantil, formada en pedagogía Pikler por el Instituto Loczy en Budapest; María, madre de día en La huella de Alba, psicóloga especializada en proyectos de intervención  social y coach, formada con Tamara Chubarovsky como terapeuta holística de la voz y del lenguaje; Lara, madre de día en Érase una vez, técnico superior en Educación Infantil, formada en pedagogía Waldorf y asistente Montessori por el AMI. En julio de 2021 se unió como socia Cristina, maestra de Educación Infantil, especializada en Audición y Lenguaje y formada en Pedagogía Waldorf.

Lara web.jpg
Lara Palacián Vizcaíno

Técnico Superior en

Educación Infantil

Soy Técnica Superior en Educación Infantil y, gracias al equipo educativo con el que me formé, aprendí cómo no quería que fuera mi carrera y mi trabajo con lxs niñxs. Por eso mi trabajo final fue acerca de las madres de día, lo que me llevó a ponerlo en práctica una vez finalicé mis estudios. Y eso es lo que hice durante cuatro maravillosos años. Además de ejercer como acompañante, pude tener, años más tarde, a mi hijo en la casita de Érase una vez, lo que supuso para mí otro regalo en el que pude compartir la crianza con mi trabajo de manera totalmente orgánica. 

Es un trabajo precioso en el que me siento muy afortunada de poder acompañar a lxs más pequeñxs durante sus primeros años de vida. Ver su desarrollo y evolución diaria es un regalo. Cada día es un nuevo aprendizaje para mí y lo agradezco infinitamente, ya que me obliga a vivir en una continua formación. 

Esta profesión, totalmente vocacional. Nos remueve y nos hace cuestionarnos día a día, lo que veo totalmente positivo, porque nos ayuda a seguir creciendo y no conformándonos con lo que sabemos. Por eso, a parte de la titulación formal, me he formado en la pedagogía Waldorf, ayudante Montessori por AMI, Disciplina Positiva con Marisa Moya y actualmente estudiando el Grado de Educación Social por la UNED. 

Me siento muy agradecida de poder seguir creciendo, ahora de la mano de mis magníficas compañeras que me acompañan en este trayecto. 

Elena de la Torre Aparicio

Maestra de Educación Infantil

 

Estudié el Grado en Magisterio Infantil y recorrí varios colegios y escuelas en los que nunca sentí que encajara, ya que las condiciones no me permitían atender la necesidades reales de las niñas y niños con los que trabajaba. Tomé la decisión de comenzar mi propio camino y abrí mi iniciativa de madre de día La Casita Nido. Han sido unos años preciosos, llenos experiencias únicas, donde he tenido la oportunidad de pararme y disfrutar de esas pequeñas cosas que para lxs niñxs son tan grandes y observar al niñx con un nivel de profundidad que nunca antes había logrado. Mis vivencias cercanas a la pedagogía Waldorf desde pequeña y mi experiencia como Scout y coordinadora de campamentos han hecho que la afectividad, la música y la naturaleza sean para mí tres aspectos fundamentales de la vida y de la educación.

Ahora me embarco en esta gran aventura con fantásticas compañeras.

Actualmente estoy formándome en Pedagogía Pikler en el Instituto Loczy de Budapest.

Nuestro equipo educativo

Ángela Santolaya

Técnico Superior en

Educación Infantil

Mi experiencia en el proyecto de Madre de día  “Casita tortuga” y la formación “La educación activa en el Pez Luna”, me llevaron a estudiar el ciclo de Técnico Superior en Educación infantil. Durante mi recorrido, tuve la suerte de descubrir diferentes modelos educativos, que reafirmaron mi confianza en otras maneras más conscientes y respetuosas de mirar la infancia. Lugares en los que cada persona puede sentirse única e irrepetible y desplegar todo su potencial.

Todo este camino me ha llevado a Dejando huella, un espacio con una filosofía congruente con la mía y en el que aprendo cada día de lxs niñxs, de mis compañeras y de las familias.

Actualmente estoy formándome en Pedagogía Sistémica, que me ayuda a ampliar el foco y a entender la importancia de conocer el contexto familiar que rodea a lxs pequeñxs, recordándome, que la buena comunicación y el trabajo conjunto pueden enriquecer estos primeros años fundamentales en el desarrollo.

Kaoutar Akhazzan
Maestra y Técnico Superior en

Educación Infantil

Los guías hacia lo que he escogido como profesión han sido lxs niñxs que me han acompañado a lo largo de mi vida. Siempre he observado que estas criaturas están llenas de ilusión, curiosidad y ganas de tener unx guía que lxs acompañe en este proceso de desarrollo. Comencé a curiosear por la biblioteca, los libros que hablaban de que otra educación y manera de ver a lxs niñxs era posible: Por este motivo complementé mis estudios en Educación consciente y respetuosa.

“Si cuidas el ambiente y los medios con los que sustentas una semilla tendrás un árbol maravillo con unos frutos deliciosos, del cual saldrán miles de semillas con altas probabilidades de ser personas magníficas…”

Durante mi formación académica conocí a grandes personas que hicieron posible esta mirada sensible hacia lo que hoy se llama infancia y todavía estoy en continua formación, con el objetivo de acompañar de una manera muy consciente estos primeros años de vida de lxs niñxs.

María Coca
Molina

Psicóloga infantil y coach

Estudié Psicología y comencé mi carrera profesional desarrollando proyectos educativos y sociales. En 2013 una estrella fugaz pasó por mi vida y marcó la primera Huella para encaminar mi vida a atender las necesidades de lxs más pequeñxs. Caminé durante varios años al lado del padre de mi hijo, creciendo juntos como padre y madre de día en La Huella de Alba y en el 2017 comencé esta nueva andadura con Lara y Elena.

En 2017 comencé en Barcelona la formación como terapeuta holística de la voz y el lenguaje con Tamara Chubarovsky y actualmente soy facilitadora de su método.

Actualmente estoy haciendo la formación de Entrenamiento de Movimiento Rítmico e Integración de Reflejos primitivos desarrollado por el Dr. Harald Blomberg.  

Compagino mi actividad en Dejando huella con el acompañamiento a niñxs para mejorar sus dificultades del lenguaje y del aprendizaje.

Cada día tengo la ilusión de seguir dejando nuevas huellas.

Cristina.jpg
Cristina Ramos
Arroyo
Maestra en Audición y Lenguaje

Estudié Magisterio en Audición y Lenguaje, y al hacer las prácticas, descubrí la importancia del cuidado
en la primera infancia. Realice el Máster en Educación Infantil y busqué una mirada más respetuosa y
decidí realizar la formación en pedagogía Waldorf.
Debido a mis experiencias vitales, ser miembro del movimiento Scout, ser voluntaria en la Asociación
Educar en la Noviolencia
durante años, me han hecho valorar el amor y respeto a la Naturaleza y 
querer colaborar en proyectos sociales inclusivos.
Hace unos años tuve la suerte de recibir una llamada de María, una de las fundadoras de Dejando Huella, y me ofreció trabajar con ellas. Desde el primer día, supe que este era mi lugar.

En el verano de 2021 me
incorporé como socia.
Sigo con mucha ilusión de seguir creando espacios respetuosos y dejar huellas en proyectos del barrio, en nuestras vecinas y vecinos.

Cristina sala.jpg

Otros departamentos

Administración: Ana González de Lara
Limpieza y mantenimiento: Oumou Kone